Pastel de Café: El Complemento Perfecto para tu Taza de Mañana

El Pastel de Café es un clásico querido que se combina perfectamente con tu taza de café de la mañana, pero también es un excelente regalo en cualquier momento del día. Este pastel húmedo y desmenuzable con una cobertura de streusel de canela seguramente deleitará tus papilas gustativas y elevará tu experiencia de café. Ya sea que lo compartas con amigos o lo saborees solo, esta receta de Pastel de Café es una elección encantadora.

¿Por qué elegir el Pastel de Café?

Antes de sumergirnos en la receta, exploremos por qué el Pastel de Café es una elección tan querida para un deleite encantador:

  1. Delicia Versátil El Pastel de Café es un postre versátil que funciona para el desayuno, el brunch o un tentempié de la tarde. Es realmente un comodín.
  2. Sabor Rico La combinación de una base de pastel húmedo y una cobertura de streusel de canela crea un sabor rico y satisfactorio que es dulce y ligeramente picante.
  3. Calidez Casera Hornear tu propio Pastel de Café te permite disfrutar del cálido y reconfortante aroma que llena tu cocina mientras se hornea.

Equipamiento de Cocina que Necesitarás

Antes de comenzar, asegurémonos de que tengas el equipo de cocina necesario:

  • Molde cuadrado de 9×9 pulgadas
  • Tazones para mezclar
  • Batidora eléctrica (opcional)
  • Cortador de masa o dos tenedores

Ahora, reuniendo los ingredientes.

Ingredientes

Para el Pastel de Café:

  • 1 1/2 tazas de harina de trigo
  • 1/2 taza de azúcar granulada
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal, ablandada
  • 2/3 de taza de leche entera
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para la Cobertura de Streusel de Canela:

  • 1/2 taza de harina de trigo
  • 1/2 taza de azúcar granulada
  • 1 1/2 cucharaditas de canela molida
  • 1/4 de taza de mantequilla sin sal, fría y cortada en cubos

Instrucciones

Paso 1: Precalentar y Preparar

Precalienta tu horno a 350°F (175°C).

Engrasa y enharina un molde cuadrado de 9×9 pulgadas.

Paso 2: Preparar la Cobertura de Streusel

En un tazón para mezclar, combina la harina de trigo, el azúcar granulado y la canela molida para la cobertura de streusel.

Corta la mantequilla fría en cubos usando un cortador de masa o dos tenedores hasta que la mezcla se asemeje a migajas gruesas. Resérvala.

Paso 3: Preparar la Masa del Pastel de Café

En otro tazón para mezclar, mezcla la harina de trigo, el azúcar granulado, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la sal para la masa del pastel de café.

Añade la mantequilla sin sal ablandada, la leche entera, los huevos y el extracto de vainilla a los ingredientes secos.

Usa una batidora eléctrica o una batidora de mano para mezclar la masa hasta que esté suave y bien combinada.

Paso 4: Armar el Pastel de Café

Vierte la mitad de la masa del pastel de café en el molde preparado y espárcela de manera uniforme.

Espolvorea la mitad de la cobertura de streusel de canela sobre la masa.

Con cuidado, extiende la masa restante del pastel de café sobre el streusel.

Termina cubriendo el pastel con el resto del streusel de canela.

Paso 5: Hornear y Disfrutar

Hornea el Pastel de Café en el horno precalentado durante unos 25-30 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.

Paso 6: Dejar Enfriar y Servir

Permite que el Pastel de Café se enfríe en el molde durante unos minutos antes de cortarlo y servirlo. Es mejor disfrutarlo caliente.

Consejos y Variaciones

Añade nueces picadas o pasas a la cobertura de streusel para darle textura y sabor adicionales.

Puedes añadir un glaseado simple de vainilla hecho con azúcar glas y leche sobre el Pastel de Café enfriado para un toque dulce final.

Preguntas Frecuentes (FAQ)

¿Cómo debo almacenar el Pastel de Café?

Almacena cualquier sobra de Pastel de Café en un recipiente hermético a temperatura ambiente. Es mejor disfrutarlo dentro de unos días.

¿Puedo usar suero de leche en lugar de leche entera?

Sí, puedes usar suero de leche en lugar de leche entera para obtener un sabor ligeramente ácido y una textura más húmeda.

En Resumen

El Pastel de Café es un deleite encantador que complementa tu taza de café por la mañana o es ideal para un tentempié en cualquier momento. Con su textura desmenuzable y cobertura de streusel de canela, es un clásico dulce y satisfactorio.

Leave a Comment