Panna Cotta de Miel y Lavanda

La Panna Cotta de Miel y Lavanda es un postre elegante y aromático que combina la suavidad de la panna cotta con la dulzura de la miel y el sutil aroma floral de la lavanda. Esta receta es ideal para aquellos que buscan un postre refinado y exquisito.

Para Quién es esta Receta y por qué es Especial

Esta panna cotta es perfecta para quienes aprecian los postres refinados con un toque diferente. Si te encanta la combinación de sabores suaves y aromáticos, este postre te fascinará. Es una opción maravillosa para sorprender a tus invitados con algo sofisticado y delicioso.

Ingredientes

  • 2 tazas de crema de leche
  • 1/4 de taza de miel
  • 2 cucharaditas de gelatina sin sabor
  • 2 cucharaditas de agua fría
  • 1 cucharadita de flores de lavanda comestibles (asegúrate de que sean aptas para consumo)

Instrucciones

  1. En una olla pequeña, calienta la crema de leche y la miel a fuego medio-bajo hasta que estén bien combinadas. No dejes que hierva, solo caliéntala lo suficiente para que la miel se disuelva por completo.
  2. En un recipiente pequeño, espolvorea la gelatina sobre el agua fría y deja que se hidrate durante unos minutos.
  3. Agrega las flores de lavanda a la mezcla de crema y miel, retirándolas después de unos 5 minutos para infundir el sabor.
  4. Calienta la mezcla de crema nuevamente a fuego bajo y agrega la gelatina hidratada, mezclando hasta que se disuelva por completo.
  5. Vierte la mezcla en moldes individuales o copas y refrigera durante al menos 4 horas, o hasta que la panna cotta esté firme.

Consejos y Variaciones

  • Si prefieres una textura más suave, cuela la mezcla antes de verterla en los moldes para quitar las flores de lavanda.
  • Decora la panna cotta con una cucharadita de miel antes de servir para realzar su sabor.

Equipamiento de Cocina

  • Olla pequeña
  • Recipiente para mezclar
  • Moldes individuales o copas para servir

Almacenamiento de Sobrantes

La Panna Cotta de Miel y Lavanda se puede guardar en el refrigerador, cubierta con papel film, por hasta 2-3 días. Asegúrate de mantenerla bien refrigerada para mantener su consistencia.

Maridajes Recomendados

Esta panna cotta es perfecta para acompañar con una copa de vino Moscatel o un té de manzanilla para resaltar sus notas florales.

Preguntas Frecuentes

¿Se puede usar lavanda seca en lugar de flores de lavanda fresca? Sí, puedes usar lavanda seca, pero reduce la cantidad a la mitad, ya que la lavanda seca tiene un sabor más concentrado.

¿La miel es fundamental en esta receta? La miel aporta dulzura y sabor único, pero si prefieres, puedes sustituirla por azúcar en la misma cantidad.

Conclusión

La Panna Cotta de Miel y Lavanda es un postre elegante y delicioso que deleitará tus sentidos con su suavidad y sutiles matices aromáticos. ¡Espero que disfrutes preparando y compartiendo este exquisito postre con tus seres queridos! No olvides suscribirte al blog para más recetas inspiradoras.

Leave a Comment