Pan de Plátano

El Pan de Plátano es una delicia reconfortante que combina lo mejor de los sabores suaves y dulces del plátano con la esponjosidad de un pan recién horneado. Esta receta es perfecta para aprovechar esos plátanos maduros que quizás ya no estén tan frescos para comer solos, pero que son ideales para darle vida a este pan delicioso.

Ingredientes para el Pan de Plátano

  • 3 plátanos maduros
  • 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 1/2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 pizca de sal

Instrucciones para preparar el Pan de Plátano

  1. Precalienta el horno a 180°C y engrasa un molde para pan.
  2. En un tazón grande, machaca los plátanos con un tenedor hasta que estén bien aplastados.
  3. Agrega la mantequilla derretida y mezcla bien.
  4. Incorpora el azúcar, los huevos y el extracto de vainilla. Mezcla hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.
  5. En otro recipiente, tamiza la harina, el bicarbonato de sodio y la sal.
  6. Agrega los ingredientes secos a la mezcla de plátano y mezcla hasta que todo esté integrado.
  7. Vierte la mezcla en el molde para pan y hornea durante aproximadamente 60 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro, este salga limpio.

Consejos y Variaciones

  • Añade nueces o chispas de chocolate: Para una versión más indulgente, puedes agregar nueces picadas o chispas de chocolate a la masa antes de hornear.
  • Sustituye la harina: Si prefieres una opción más saludable, puedes usar harina integral en lugar de harina de trigo.

Equipo de cocina necesario

  • Molde para pan
  • Tazón grande
  • Batidor o tenedor
  • Horno

Almacenamiento

El Pan de Plátano se conserva muy bien envuelto en papel film o guardado en un recipiente hermético a temperatura ambiente por unos días. También puedes refrigerarlo para prolongar su frescura por hasta una semana.

Maridajes sugeridos

Este Pan de Plátano es delicioso por sí solo, pero también puedes disfrutarlo con un poco de mantequilla untada o acompañado de una taza de café o té.

Leave a Comment