Mango Sticky Rice Tailandés: Un Postre Exquisito de Sabores Tropicales

El Mango Sticky Rice es una delicia tailandesa que conquista los paladares con la combinación irresistible de mango dulce y arroz glutinoso, todo bañado en una suave salsa de coco. Esta receta te llevará en un viaje culinario a Tailandia, donde los sabores tropicales se fusionan en un postre encantador.

Ingredientes para el Mango Sticky Rice

  • 2 tazas de arroz glutinoso
  • 1 lata de leche de coco (400 ml)
  • ½ taza de azúcar
  • ¼ cucharadita de sal
  • 3-4 mangos maduros
  • Semillas de sésamo tostado (opcional)

Instrucciones para Preparar el Mango Sticky Rice

  1. Lava el arroz glutinoso en agua fría hasta que el agua se aclare. Deja reposar el arroz en agua durante al menos 30 minutos o idealmente durante la noche.
  2. Escurre el arroz y cuécelo al vapor en una vaporera durante unos 25-30 minutos o hasta que esté tierno y cocido.
  3. Mientras el arroz se cocina al vapor, mezcla la leche de coco, el azúcar y la sal en una cacerola a fuego medio. Calienta la mezcla hasta que el azúcar se disuelva por completo. No dejes que hierva.
  4. Vierte la mitad de la mezcla caliente de leche de coco sobre el arroz cocido al vapor. Mezcla suavemente para que el arroz absorba la leche de coco.
  5. Cubre el arroz con un paño limpio y deja reposar durante 20-30 minutos para que absorba completamente la leche de coco.
  6. Mientras tanto, pela los mangos y córtalos en rodajas o cubos.
  7. Una vez que el arroz haya absorbido la leche de coco, sirve el arroz pegajoso en platos individuales o en un plato grande. Coloca las rodajas o cubos de mango encima.
  8. Rocía el resto de la mezcla de leche de coco por encima y espolvorea con semillas de sésamo tostado si lo deseas.

Almacenamiento

El Mango Sticky Rice es mejor cuando se sirve fresco. Sin embargo, si tienes sobras, puedes almacenarlas en el refrigerador en un recipiente hermético por un día aproximadamente. Caliéntalo ligeramente antes de servir.

Consejos Adicionales

Si no tienes una vaporera, puedes cocinar el arroz en una olla con agua hirviendo hasta que esté tierno.

Conclusión

El Mango Sticky Rice es una verdadera joya de la cocina tailandesa, una combinación divina de sabores y texturas que te transportarán a los aromas tropicales de Tailandia. ¡Prepara este postre para sorprender a tus amigos y familiares con un toque exótico en tu mesa!

Leave a Comment