¡Bienvenidos amantes del chocolate!

En el mundo de la repostería, hay pocas cosas que satisfagan tanto como un buen brownie. Pero, ¿qué pasa si te digo que hay una versión aún más deliciosa y tentadora? Sí, has oído bien. Hoy te presento nuestra receta de galletas crujientes de brownie sin harina, ¡con un toque de sal marina para elevarlas a la perfección!

¿Para quién es esta receta?

Esta receta es para todos los amantes del chocolate que buscan una experiencia verdaderamente decadente. Ya sea que estés buscando un postre impresionante para una cena especial o simplemente quieras consentirte con algo delicioso, estas galletas son la elección perfecta. Su textura crujiente por fuera y su interior suave y chocolatoso te harán desear más con cada bocado.

Por qué esta receta es increíble

Nuestra receta de galletas crujientes de brownie sin harina con sal marina combina lo mejor de dos mundos: la riqueza de un brownie y la textura masticable de una galleta. Además, el toque de sal marina agrega un contraste delicioso que realza el sabor del chocolate y equilibra la dulzura de las galletas. Estas galletas son fáciles de hacer, requieren ingredientes simples y el resultado final es simplemente divino. ¡No podrás resistirte a ellas!

Equipamiento necesario

  • Un horno
  • Una bandeja para hornear
  • Papel pergamino
  • Un tazón apto para microondas
  • Una batidora
  • Un colador
  • Una espátula
  • Una rejilla para enfriar

Ingredientes

  • 225 gramos de chocolate semi-amargo, picado
  • 113 gramos de mantequilla sin sal
  • 200 gramos de azúcar granulada
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 33 gramos de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 100 gramos de azúcar glass para rebozar
  • Sal marina en escamas para espolvorear (opcional)

Instrucciones paso a paso

  1. Precalienta tu horno a 175°C y cubre una bandeja para hornear con papel pergamino.
  2. En un tazón apto para microondas, derrite el chocolate picado y la mantequilla sin sal en intervalos cortos, revolviendo hasta que esté suave. Deja enfriar ligeramente.
  3. En otro tazón, bate el azúcar granulada, los huevos y el extracto de vainilla hasta que estén bien combinados.
  4. Vierte la mezcla de chocolate derretido en la mezcla de huevo y bate hasta que esté suave y brillante.
  5. En un colador, tamiza el cacao en polvo, el polvo de hornear y la sal sobre la mezcla de chocolate y revuelve hasta que estén combinados.
  6. Cubre el tazón y refrigera la masa durante al menos 1 hora para que se endurezca.
  7. Con una cuchara, forma bolitas de masa y pásalas por azúcar glass. Colócalas en la bandeja para hornear preparada, dejando espacio entre cada una.
  8. Opcionalmente, presiona suavemente cada bolita de masa para crear el efecto crujiente y espolvorea un poco de sal marina en escamas sobre cada galleta.
  9. Hornea durante 10-12 minutos, o hasta que los bordes estén firmes y la parte superior esté crujiente.
  10. Retira del horno y deja enfriar las galletas en la bandeja durante unos minutos antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen completamente.

Almacenamiento y consejos adicionales

Estas galletas se pueden almacenar en un recipiente hermético a temperatura ambiente por hasta 3-4 días. Para disfrutarlas por más tiempo, puedes congelar la masa en porciones y hornearlas según sea necesario. Además, si quieres añadir un toque extra de indulgencia, ¡prueba a servirlas con una bola de helado de vainilla o un vaso de leche fría!

Preguntas frecuentes

P1: ¿Puedo usar chocolate oscuro en lugar de chocolate semi-amargo? R1: Sí, puedes usar chocolate oscuro si prefieres un sabor más rico y ligeramente menos dulce. Ambos funcionan bien en esta receta.

P2: ¿Puedo congelar la masa de las galletas para usarla más tarde? R2: ¡Por supuesto! Puedes congelar la masa en porciones individuales y hornearlas según sea necesario. Simplemente descongela la masa en el refrigerador antes de formar las galletas y hornearlas como se indica en la receta.

P3: ¿Puedo añadir nueces u otros ingredientes a las galletas? R3: ¡Absolutamente! Siéntete libre de personalizar las galletas añadiendo nueces picadas, chispas de chocolate u otras mezclas a la masa antes de refrigerarla.

P4: ¿Cuál es la mejor manera de almacenar las galletas horneadas? R4: Para mantener su frescura, guárdalas en un recipiente hermético a temperatura ambiente. Si las galletas se ablandan, puedes recalentarlas en el horno durante unos minutos para devolverles su textura crujiente.

¡Comparte la receta y únete a nuestra comunidad!

¡Espero que disfrutes de estas deliciosas galletas tanto como nosotros! No olvides compartir tus creaciones en las redes sociales utilizando el hashtag #GalletasBrownieCrujientes y etiquetándonos para que podamos verlas. Y si quieres más recetas como esta, asegúrate de suscribirte a nuestro blog para recibir las últimas actualizaciones directamente en tu bandeja de entrada. ¡Feliz horneado!

Leave a Comment