Acepta el Otoño: Receta Clásica de Pastel de Calabaza

Introducción

El Pastel de Calabaza, con su relleno suave de calabaza y especias envuelto en una costra escamosa, es el postre por excelencia que anuncia la llegada del otoño. Únete a mí en este encantador viaje mientras elaboramos este amado pastel que captura la esencia de la acogedora y cálida temporada.

¿Para quién es esta receta?

Esta receta de Pastel de Calabaza es un tesoro para aquellos que buscan el sabor nostálgico del otoño y el reconfortante aroma de la calabaza y las especias. Ya seas un entusiasta de la repostería ansioso por abrazar los sabores de la temporada o alguien que anhela un postre clásico que hable de confort, este pastel es una elección ideal para reuniones o tranquilas noches junto a la chimenea.

¿Por qué es grandioso?

Lo que hace excepcional a este Pastel de Calabaza es la armoniosa mezcla de puré cremoso de calabaza y una combinación de especias como canela, nuez moscada y clavo, todo envuelto en una costra escamosa y mantecosa. Es un postre que no solo satisface el paladar, sino que también evoca sentimientos de nostalgia y calidez.

Equipamiento de Cocina Necesario

Antes de sumergirte en esta deliciosa aventura de horneado, reúne estas herramientas de cocina esenciales:

  • Molde para pastel de 9 pulgadas
  • Boles para mezclar
  • Batidor
  • Rodillo
  • Cortador de masa o tenedor
  • Peso para hornear o legumbres secas (para hornear a ciegas)

Ingredientes

Para la Costra del Pastel:

  • 1 ¼ tazas de harina común
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ taza de mantequilla sin sal, fría y cortada en cubos
  • 3-4 cucharadas de agua helada

Para el Relleno de Calabaza:

  • 1 lata (15 onzas) de puré de calabaza
  • ¾ taza de azúcar morena clara, compacta
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • ½ cucharadita de nuez moscada molida
  • ¼ cucharadita de clavo molido
  • ½ cucharadita de sal
  • 3 huevos grandes
  • 1 taza de leche evaporada o crema espesa

Instrucciones

Paso 1: Preparación de la Costra del Pastel

  1. En un bol, combina la harina y la sal. Agrega los cubos de mantequilla fría y córtalos con un cortador de masa o tenedor hasta que la mezcla se parezca a migas gruesas.
  2. Agrega gradualmente el agua helada, una cucharada a la vez, mezclando hasta que la masa se mantenga unida.
  3. Forma la masa en un disco, envuélvela en plástico y refrigérala durante al menos 30 minutos.

Paso 2: Estirar la Costra

  1. Precalienta tu horno a 375°F (190°C).
  2. En una superficie enharinada, estira la masa fría en un círculo de aproximadamente 12 pulgadas de diámetro. Transfiérela cuidadosamente al molde para pastel y recorta los bordes, dejando un excedente de 1 pulgada.
  3. Dobla el excedente hacia adentro y haz un repulgue en los bordes. Pincha el fondo de la costra con un tenedor y refrigérala durante 15 minutos.

Paso 3: Hornear la Costra a Ciegas

  1. Forra la costra fría con papel pergamino y rellénala con peso para hornear o legumbres secas.
  2. Hornea la costra durante 15 minutos. Retira los pesos y el papel pergamino, luego hornea durante 8-10 minutos adicionales hasta que esté ligeramente dorada. Deja que se enfríe mientras preparas el relleno.

Paso 4: Preparación del Relleno de Calabaza

  1. En un bol, mezcla el puré de calabaza, el azúcar morena, las especias y la sal hasta que estén bien combinados.
  2. Agrega los huevos, uno a la vez, mezclando bien después de cada adición.
  3. Vierte gradualmente la leche evaporada o la crema espesa, batiendo hasta que el relleno esté suave.

Paso 5: Armar y Hornear el Pastel

  1. Vierte el relleno de calabaza en la costra enfriada.
  2. Cubre los bordes de la costra con papel aluminio o un protector para costras para evitar que se doren demasiado.
  3. Hornea el pastel en el horno precalentado durante 40-45 minutos o hasta que el centro esté firme pero ligeramente tembloroso.
  4. Permite que el pastel se enfríe por completo en una rejilla antes de servirlo o refrigerarlo.

Almacenamiento de Sobrantes

Para almacenar cualquier sobrante de Pastel de Calabaza, cúbrelo ligeramente con plástico o papel aluminio y refrigéralo durante 3-4 días. Asegúrate de guardarlo en un recipiente hermético para preservar su frescura.

Sugerencias para Servir

Sirve rebanadas de este clásico Pastel de Calabaza a temperatura ambiente o ligeramente refrigerado. Agrega una cucharada de crema batida o una bola de helado de vainilla para un toque extra de indulgencia. Combínalo maravillosamente con una taza de café caliente o té chai especiado.

Consejos y Variaciones de la Receta

  • Para un toque decorativo, utiliza cortadores de galletas en forma de hojas para crear hojas de masa que adornen los bordes del pastel.
  • Siéntete libre de ajustar los niveles de especias para satisfacer tus preferencias añadiendo más o menos de cada especia individual.

Preguntas Frecuentes (FAQ)

Q: ¿Puedo usar puré de calabaza casero en lugar del enlatado?

R: ¡Por supuesto! Se puede usar puré de calabaza casero. Asegúrate de escurrirlo bien para lograr una consistencia similar al puré enlatado.

Q: ¿Puedo congelar el Pastel de Calabaza?

R: Sí, el Pastel de Calabaza se puede congelar. Una vez enfriado por completo, envuélvelo bien en plástico o papel aluminio y congélalo durante 2-3 meses. Descongélalo durante la noche en el refrigerador antes de servir.

Conclusión

Con esta atemporal receta de Pastel de Calabaza, saborea los sabores del otoño y abraza el calor y la comodidad que trae consigo. Comparte este delicioso postre con amigos y familiares, ¡y únete a nuestra comunidad para más inspiración culinaria!

Leave a Comment